Últimos temas
» Afiliación Élite -Alpha Superhéroes vs Villians
Miér Jul 01, 2015 10:04 am por Invitado

» Retirada de botón {Jugando con Dioses ~ élite}
Mar Mar 17, 2015 10:52 am por Invitado

» Deux ex Heros : Nuevo foro de rol futurista [Afiliacion Normal]
Dom Ene 25, 2015 4:46 pm por Invitado

» Innocent Malice ♀♥♀ (Foro nuevo)(afiliacón élite)
Mar Ene 20, 2015 9:39 am por Invitado

» Ryomen Mira [Afiliación Élite]
Dom Ene 18, 2015 8:14 pm por Invitado

» The Chronicles Of Juno - Foro Nuevo [Afiliación Normal]
Vie Dic 26, 2014 4:41 pm por Invitado

» ЯЭFLЭCTЭĐ ĐIΠЭИSIΦИS [Afiliación Élite] {Cambio de botones}
Dom Nov 30, 2014 8:07 am por Invitado

» Tartarus - normal
Sáb Nov 08, 2014 1:39 pm por Invitado

» Jugando con Dioses {Élite~Cambio de Botón}
Miér Oct 29, 2014 1:30 pm por Invitado


Christa Renz「Casting」

Ir abajo

Christa Renz「Casting」

Mensaje por Christa Renz el Lun Ene 20, 2014 9:51 pm


A D V E R T E N C I A
Contiene spoilers de los capítulos 40, 41 y 52 del manga.




❝Si tan sólo no te hubiese dado a luz❞
Esas fueron las últimas palabras que me dedico mi madre cuando fue brutalmente decapitada ante mis ojos. Yo, Historia Reiss, con apenas diez años de edad, no sentí tanta tristeza, pero si miedo. Al sentir una enorme mano sobre mi cabeza y un cuchillo ensangrentado asomarse, supe que era el fin. Pero antes de que me mataran, mi padre se acercó a mí con una propuesta: si ocultaba mi nombre y huía muy lejos, me dejaría vivir. A partir de ese día, viviría bajo el nombre de Christa Renz.



❝ Sobreviviré ❞
Correr, huir, escapar. El único lugar seguro donde pueda esconderme es en la Muralla Rose, ya que hace pocos días ha caído la Muralla María. Mi padre me ha dado un mapa y una referencia, mi escondite serán unos campos de refugio en algún distrito de la Muralla Rose, llamado Trost. Corriendo por los campos con miedo, me colaba en los carruajes con destino a Rose para poder llegar, pero era bastante difícil ya que las personas en vez de ir a Rose, venían de ella, puesto que ahora esta sería la Muralla expuesta a unos seres llamados "titanes" de los que sé muy poco. Días y días duré pasando hambre, frío y mucho miedo, pero sentí un gran alivio al llegar a Trost. Corría entre la multitud, tratando de buscar los campos de refugio, hasta que tropecé con mis propios pies y caigo de repente en la calzada, frente a todos. Algunos se reían y se burlaban con crueldad, pero no les hice caso, aunque sentí unas enormes ganas de llorar. Mientras intentaba pararme y sacudirme la ropa sucia, un perrito cariñoso se acerca a mí. Las voces y risas de los demás se vuelven en un murmullo para mí. Una ligera sonrisa se asoma por mi rostro y, a pesar del dolor que siento en las rodillas, alzo al perrito.

Hola pequeño —le hablo en un tono tierno y cariñoso— ¿Estás perdido como yo? —susurro con melancolía. El chiquillo me lame la cara con entusiasmo y yo sólo me puedo limitar a reír. Justo en ese momento, un niño de cabello negro y que parece de mi edad, se acerca a mi corriendo con desesperación. Sus ojos se dirigen al perrito y muestra una enorme sonrisa.

¡Tobi! —grita el niño al acercarse a mí. El perro se retuerce en mis manos y supuse que le pertenece al niño, así que se lo pasé.

L-Lo siento, no sabía que tenía dueño... —susurré con timidez y nerviosismo. Es la primera vez que hablo con una persona de mi edad sin que me hiciera daño— D-Discúlpame, ¡Ya me voy! —doy media vuelta y estoy preparada para correr, pero el dolor de mis rodillas me detiene— Agh...

¿Estás herida? ¿Estás sola? ¿Tienes padres? —pregunta el niño mientras se acerca más a mi con curiosidad. Tan sólo lo miré, extrañada por tantas preguntas. Pero no pude resistir más en contener las lágrimas y me pongo a llorar frente a él.

Si, me hice daño en las rodillas. Y-Yo...debería estar en los campos de refugio, pero no sé donde quedan... —sollozo con pena. El niño me sonríe con ternura y me toma de la mano con confianza.

Vamos, yo vivo allí. No es el mejor lugar para vivir, pero estaremos seguros. Allí te trataremos las rodillas —susurra mientras comenzábamos a caminar por la calzada repleta de personas. Yo tan sólo me dejaba guiar por él, extrañada y esperanzada. ¿Será él el primer niño que no me hace daño cuando habla conmigo? Parece ser una persona de buen corazón y grandes valores. ¿Debería confiar? Supongo que de momento sí, no tengo a nadie más en este mundo— ¿Cómo te llamas? Yo soy Ethan —me mira de reojo, aún manteniendo aquella dulce sonrisa. Mi corazón pega un brinco, y por primera vez, siento que es de felicidad en vez de tristeza o miedo. Fui rechazada por mi familia y conocidos, los animales eran mi únicos amigos, a temprana edad me di cuenta que mi existencia era un problema para los demás, que muerta estaría mejor... ¿Será esta una nueva oportunidad? Si es así, la aprovecharé al máximo. Comenzaré una nueva vida, no más tristezas ni dolor, le mostraría al mundo de lo que estoy hecha y de lo que puedo lograr. Esta vez, quiero ser de utilidad. Mis labios se curvan con suavidad al encontrarme con los ojos de Ethan.

Soy Christa, Christa Renz.



❝ No quiero morir sin pelear ❞

¿Este era el fin? ¿Nuevamente estaba al borde de la muerte? En absoluto. En lugar de nosotros, Nanaba y Gerger han sido comidos por los titanes, con el propósito de protegernos. Sin armas, sin el equipo de maniobras tridimensionales, los que quedamos con vida no tenemos maneras para sobrevivir. El castillo Utgard, el lugar donde nos escondemos y que se encuentra rodeado por titanes, pronto colapsará. Pero sobreviviremos.

No quiero morir sin pelear —digo con determinación—. Deseo tener un arma pequeña, entonces podemos morir peleando juntos. —Justo en ese momento, Ymir me regaña, diciendo que no use las muertes de mis superiores como una excusa para cometer el suicidio. Mi corazón se acelera de repente. Aquella no era mi intención, yo sólo quiero salir de aquí, volver a estar a salvo. No, que todos lo estemos.

Christa —susurra Ymir— Quiero que recuerdes lo que me prometiste hace tiempo en la montaña nevada...

Claro que lo recordaba. Fue cuando Ymir descubrió mis verdaderas intenciones, cuando me confesó que sabe sobre mi familia, que no me llamo Christa Renz, que todo ha sido una farsa, que se convirtió en una soldado por mí. Y justamente después de que salvó a Dazz, hicimos aquella promesa:


❝ Cuando te revele mi secreto tu vas a reclamar tu verdadero nombre y vivirás bajo el ❞

Me encontraba de espaldas al sol que apenas se asomaba, tal vez nuestro último amanecer, y frente a mis ojos observaba a Ymir con preocupación. ¿Para qué necesitaba ese cuchillo? Estaba nerviosa.

Christa, no tengo derecho a decirte como vivir tu vida, así que considera mi súplica. Vive tu vida con la cabeza bien alta —esas fueron las últimas palabras que me dedico Ymir antes de que comenzará lo peor. Cuando Ymir corre hacía mi, no, hacia el borde de la torre, quise detenerla, pero no toma en cuenta mis gritos ni mis nervios y salta fuera de la torre, hacia los titanes. Mi desesperación y miedo habían aumentado, no me había sentido así desde que los titanes atacaron Trost ni en nuestra primera expedición fuera de las murallas. Y de repente, frente a nuestros ojos, un brillo destaca y de él, un titán de pequeño tamaño se abalanza contra el grupo de titanes. Ymir se había transformado en un titán, justo como Eren lo hace. Los presentes nos encontrábamos completamente sorprendidos mientras observábamos con claridad como Ymir peleaba contra los titanes con ferocidad.

¿Esta es la verdadera Ymir? No puede ser... me niego a aceptarlo. —Aunque era difícil creerlo, esta era la realidad. Ymir, la chica con peor personalidad jamás imaginada, la chica con quien estuve compartiendo durante estos tres años, es un titán. ¿Por cuánto tiempo lo ha sido? Ahora la tengo frente, en su verdadera forma, sacrificando su vida para poder salvarnos. Tanto así, que en ocasiones dejaba la torre y se dejaba atrapar por los titanes. Nunca me había sentido tan impotente antes; desde aquí, no puedo hacer nada. Nuevamente, me siento inútil. Los recuerdos de mi pasado me aturden, no puedo dejar pasar esto por alto. Intento subirme al borde de la torre y Connie intento detenerme, pero yo seguía forcejeando. Si desde aquí no puedo pelear, quiero darle ánimos a Ymir y recordarle quien es, que si es necesario destruir la torre, puede hacerlo. Escaparemos.


❝Hay algo que quiero decirte❞

Ymir lo había logrado: derrumbo la torre mientras nosotros nos aferrábamos a su pelo. De esa manera, los titanes quedaron bajo los escombros. Pero lo más importante era que todos nos encontramos a salvo, luego de una larga noche de desesperación. De repente, los titanes comienzan a salir de los escombros e Ymir no duda en atacarlos nuevamente. Pero ellos, la toman del pelo, le muerden la cabeza, un brazo, una pierna, le destrozaban la cara poco a poco y se la comían... Comencé a sudar y temblar sin parar, mi corazón latía con ferocidad e impotencia, la cabeza me dolía y todo me daba vueltas— N-No puede ser... —susurraba una y otra vez con el nerviosismo a flor de piel. Mi mente no procesaba con claridad y me movía guiándome de mis instintos. Mis pies comienzan a moverse por si solos, acercándome cada vez más a Ymir y al peligro. Pero eso no me importaba ahora— Hay algo que aún debo decirte. Yo aún... no te he dicho mi verdadero nombre —las lágrimas comenzaban a nublarme la vista y justo cuando me acercaba, un titán se asoma y estuvo a punto de tomarme. No hice oposición alguna, más que suplicar en voz baja, hasta que una figura rápida pasa por detrás de su nuca y lo mata: era Mikasa. Ella y los demás miembros de la Legión han venido a nuestro rescate. La calma y el alivio me colman, salvaríamos a Ymir.



Luego de que derribaran a los titanes restantes, procedimos a sacar a Ymir de su cuerpo de titán, no podía seguir ahí dentro. Al ver su rostro nuevamente, mis ojos vuelven a llenarse de lágrimas, pero esta vez de felicidad. Hoy cumpliría con la promesa que Ymir y yo nos propusimos hace unos años, y puede que hoy, reconstruya a esa persona del pasado. No debo seguir escondiéndome, debo ser quien soy desde el principio, aunque a los demás no les agrade. Esta soy yo, aunque a los demás no les agrade. Tomo a Ymir entre mis brazos y la miro a los ojos desde que los abre.

Mi verdadero nombre es Historia.
avatar
Christa Renz
Cadete LDR

Cadete LDR

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Christa Renz「Casting」

Mensaje por Dante A. Malek el Lun Ene 20, 2014 10:06 pm



Casting aprobado! 

El personaje es tuyo, el staff te felicita por aprobar el casting. Sin embargo dejaré unas pequeñas recomendaciones que sería bueno tomases en cuenta para mejorar el manejo del personaje;


-La estética de los temas es algo muy importante, ya que es unas de las pautas que guían al lector a continuar con la lectura , tomando en cuenta que en muchos casos si no es atractivo a la vista puede ser un factor que lo haga parecer desarreglado y por ende mal hecho. recomiendo que en tus futuros temas consideres el justificar el texto para una mejor vista del tema.


BIEN, ESO ES TODO DE MI PARTE. PROCEDE A CREAR LA FICHA Y EL PERSONAJE SERÁ TODO TUYO. espero la pases muy bien el el foro. Quedo a tu disposición para lo que llegases a necesitar.
avatar
Dante A. Malek
Veterano P. Militar

Veterano P. Militar

Mensajes : 261

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.