Últimos temas
» Afiliación Élite -Alpha Superhéroes vs Villians
Miér Jul 01, 2015 10:04 am por Invitado

» Retirada de botón {Jugando con Dioses ~ élite}
Mar Mar 17, 2015 10:52 am por Invitado

» Deux ex Heros : Nuevo foro de rol futurista [Afiliacion Normal]
Dom Ene 25, 2015 4:46 pm por Invitado

» Innocent Malice ♀♥♀ (Foro nuevo)(afiliacón élite)
Mar Ene 20, 2015 9:39 am por Invitado

» Ryomen Mira [Afiliación Élite]
Dom Ene 18, 2015 8:14 pm por Invitado

» The Chronicles Of Juno - Foro Nuevo [Afiliación Normal]
Vie Dic 26, 2014 4:41 pm por Invitado

» ЯЭFLЭCTЭĐ ĐIΠЭИSIΦИS [Afiliación Élite] {Cambio de botones}
Dom Nov 30, 2014 8:07 am por Invitado

» Tartarus - normal
Sáb Nov 08, 2014 1:39 pm por Invitado

» Jugando con Dioses {Élite~Cambio de Botón}
Miér Oct 29, 2014 1:30 pm por Invitado


La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Ir abajo

La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Lun Jul 08, 2013 8:15 pm

Un poco de historia, Shingashima era la ciudad tras los muros al sur; esta misma ciudad fue la primera en caer bajo la pisada de los titanes,el pensamiento generalizado en torno a esto era que los gigantes comehombres se moverian en esa direccion; asi que la elejida para el siguiente desastre era Trost.
Mas que algunos de nosotros creiamos que aunque los titanes eran bestias sin sentido comun, muchos mostraban tener algo de raciocinio y no se comportaban como simples animales movidos por instinto...algunos como yo creiamos que eran como lobos cazando a un conejo, un conejo que no se podria mover por estar hecho de muros gigantescos de piedra...
Asi pues los titanes habian llegado a una ciudad lejos de la "zona preparada", la ciudad de Karanese; quizas para mi suerte el grupo que comandaba se habia apresurado a llegar montados en caballos que corrian por sobre el muro, un truco estupido pero en vez de estar en suelo, atravesar el campo, atravesar la ciudad, subir al muro y prepararse...optamos por subir caballos y correr al jaleo.
Para la desgracia los titanes tenian un dia de ventaja, estando ya bajo los muros...
Al momento de bajar del caballo, mientras preparamos nuestras armas y equipos tridimensionales camino por la ladera y veo un cabello blanquecino que se mueve al viento, me detengo a ver a la poseedora de este mismo cabello, sigo mi camino pero solo dos pasos; me giro a verle y espero reaccion por parte de la delgada chica, no mal de cuerpo pero si que tenia algo que me hacia pensar y olvidar mi obligacion.
-yukihime...cierto...eres Yukihime...-
Digo sonriente aun con los tronidos de cañones, sabia que la chica solo podria escucharme pero era algo sorpresivo como habia alguien mas de mi generacion, aunque ya los que estaban de mi tropa habian desaparecido la mayoria, aunque podria quedarme a saludar me giro.
-es tarde para ser estupidos...todos fuego de metralla, disparen indiscriminadamente...cuatro bajen, quiero rebanadas delgadas y suban...sin heroes...-
Mientras ordeno sigo decido correr a la siguiente entrada de la ciudad, miro al fondo y habia algunos de apenas tres metros ahi como bestias oliendola...pienso un momento pero decido hacer lo mas loco que se pensaria, me lanzo sin pensarlo por contra ellos, mas no sin girarme y ver a la chica.
-si regreso quiero una sonrisa de la princesa de las nieves...y que ella pague el alcohol...que disparen donde estoy cayendo princesa...-
Grito antes de perderme en el humo de cañon y del mismo que despiden los titanes cuando mueren, aunque ya habia varias bajas de nuestro lado...era como una batalla equilibrada...por asi decirlo en bajas.
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Angelica Glaciel el Mar Jul 09, 2013 4:49 am

Tras recibir las instrucciones de mi superior me dirigí hacia la muralla Rose, más específicamente a la ciudad de Karanese, algo lejos de Trost, según parecía, un movimiento extraño de titanes les había llevado hasta allí y como miembro de la legión de reconocimiento debía investigar el por qué de esta reacción y analizar la situación y estado actual de la muralla de la ciudad, en esos momentos se encontraba merodeando en lo alto de la muralla analizando la brisa fría en esos 50 metros de altura con respecto al piso y aun así podía escuchar a aquellos abominables seres aporrear las paredes, sin embargo ninguno demostraba una conducta impropia de la común.

-solo parecen del tipo normal- me asome a la orilla guiada por el eco de los golpes contra la pared por parte de los titanes, arrojando una pequeña piedra para saber a qué distancia me hallaba el borde y no caer al vacío, sin ningún temor a la distancia ni a la caída tratando de adquirir algún rastro de aroma metálico, para mi suerte ningún de momento, sin embargo, aun con el bajo número de titanes a comparación de las cercanías a Trost, seguían siendo demasiados para hallarse perdidos tan lejos, como si estuvieran aumentando en número y se vieran obligados a buscar alimento lejos de su zona usual, un ligero eco de resonancia a causa del aporreo de la pared llego a mis pies, parecía que estaban mas enérgicos de lo normal.

Una resonancia diferente me hizo erguirme de nuevo, un tropel según parecía, acercándose por lo alto de la muralla, el viento hizo ondular mi cabello trayendo el aroma de caballos, monturas – debo admitir que la idea es interesante e ingeniosa, aunque poco practica cuando hablamos de subir a los corceles a lo alto de la muralla, espero que no se estén muriendo de miedo- me acerque a los cañones y a sus operantes, esperando el inicio para despejar la zona, puesto que si los titanes se acumulaban a orillas de una muralla había más probabilidades de que esta saliera dañada y repararla sería realmente difícil y laborioso.

Pude sentir a los caballos detenerse y a sus jinetes desmontar, el primer grupo de las tropas estacionarias, tomando su lugar para empezar con el ataque, en cuanto los cañones sonaran tendría vía libre para actuar, puesto que el eco seria lo suficientemente amplio para permitirme maniobrar con libertad por los faldones de la muralla y erradicar alguno que otro titán, pude sentir a alguien pasar por detrás mío y detenerse a unos cuantos pasos de mi posición, me vi tentada a voltear demostrando mi atención sin embargo su comentario me extraño, ese apodo podía jurar haberlo escuchado antes, en intento vano trate de enfocar mi visión hacia esa persona en un intento por recordar.

Justo cuando estaba por preguntar sobre la identidad de aquel joven, este mando a su grupo cumplir con las primeras instrucciones de ataque, en cuanto escuche cargar los cañones mis sentidos se amoldaron a la situación, preparándome para el ataque y empuñando con fuerza mi primer par de navajas que esperaba fueran suficientes. Habían justo dos titanes en este lado de la muralla, los cañones podrían hacerse cargo de ellos sin problema, por lo que decidí seguir a aquel chico hacia la entrada principal – Sin héroes, que mejor instrucción que esa, nada de perdidas innecesarias- el cascabel en mi cabello hacia resonancia con los primeros cañonazos creando la primera imagen mental de la situación, como en un lienzo oscuro decorado por bellas líneas de colores, dibujando la muralla, la artillería y los soldados en movimiento.

Justo estábamos alcanzando la entrada principal cuando el chico se detuvo y volteo presumiblemente en mi dirección, fue ahí cuando su voz hizo eco en mi mente y aquel helado apodo me devolvió al presente – Diarmuid?! – sonreí cálidamente al reconocer a mi antiguo compañero de la academia militar, de los pocos que no se habían mostrado distantes conmigo y mi aparente fría presencia, sin embargo el aroma metálico de las bajas durante la pelea me trajo a la realidad y sus palabras me pusieron alerta, al verle en mi mente caer al vacío dispuesto a pelear con esas cosas – tan galante como siempre, sin embargo tanta fanfarrea no te servirá conmigo a menos de que logres salir en una sola pieza- con el siguiente cañonazo y mi imagen mental ya en su sitio me lance afuera de las murallas.

Me enganche a la muralla unos metros más abajo, según había podido escuchar los titanes median de entre 3 a 5 metros, ninguno mayor a 7 por lo que debía descender un poco más, cada estruendo de cañones volvía mas nítida la imagen hasta que pude sentir un manoteo y golpe de una de esas criaturas a mis espaldas, lo que me llevo a soltarme de la pared cayendo limpiamente al suelo, por el ruido de sus pisadas de tan solo 4 metros de altura y a unos 6 metros de distancia de mi, por el golpe sordo contra la pared estaba de espaldas a mí, pude colgarme nuevamente justo en su espalda catapultándome de vuelta a la muralla pasando por su nuca en el proceso y realizando un corte limpio- va uno faltan dos – sentí las vibraciones detrás mío de los otros dos titanes hasta que solo se volvió uno, me colgué de la pared poniéndome a distancia segura respirando onda mente para ubicar al resto de los integrantes de la tropa estacionaria y más importante a Diarmuid.
avatar
Angelica Glaciel
Veterano LDR.

Veterano LDR.

Mensajes : 110
Edad del Pj : 26
Empleo : Jugar entre la nieve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Miér Jul 10, 2013 10:06 pm

Aun recuerdo esos dias en la academia, yukihime era siempre igual; para muchos era como "desconectada", introvertida...por momentos daba cierto miedo pero no tanto para mi, aunque la suerte siempre nos llevo a alejarnos unos de otros fue cosa mia y de algunos compañeros que hoy no estan aqui el hecho que ella se llame Yukihime...o princesa blanca o de las nieves.
Pero siempre fue algo metodica, siempre apesar de todo seguia el libro lo que la llevo a ser una de las mejores en esos años, junto a otras dos chicas que ahora no recuerdo sus nombres; sin embargo a diferencia de mi que siempre fui la oveja negra, eficaz si pero siempre arriesge mi propia existencia en planes personales, me acerque a las bocas, los ojos e incluso las manos de los maniquies de titanes.
Los instructores me regañaban y me ponian de ejemplo de la persona que morira primero, pero a este punto puedo decir que heme aqui; justo de pie entre los titanes.
El primero de ellos un enano de cuatro metros se aventajo sobre de mi, sin mas me lanzo impulsandome con todo a el, directamente a su torso, clavo mis cuchillas en su estomago y me tiro al suelo para pasar por debajo de el, mientras muevo mi cabeza a todos lados.
Noto uno con la boca abierta que viene a morderme, una mano que me tiene en punto de mira para aplastarme, el titan de cuatro girando era hora de demostrar por que fui el decimo apesar de ser "la carne de cañon".
Lanzo mi cuerda a la izquierda y me impulso ahi, mientras la mano cae y es mordida por el titan; el otro mete su mano en la boca mirandome, pero eso le basto para que mi garfio de la derecha se incruste entre los ojos, me giro ahi y apareciendo en su cabeza clavo mis cuchillas en sus ojos, mientras me suelto y lanzo arriba, en el instante que el titan mas grande que trataba de comerme de un bocado muerde la cara del titan de cuatro.
En el aire el brazo del titan  me sirve para un impulso mayor, lanzandome en el aire saliendo de la bola de humo y apuntando al titan dueño de esa mano.
Lanzo los garfios al hombro y la lentitud de este me da oportunidad para llegar a su hombro y correr, si como leen correr por su cuerpo ayudado de disparos rapidos de mi equipo.
Nadie tenia tan poco respeto de su equipo y lo usaba para hacer cuanta locura se le ocurriera, desaparesco tras la cabeza, mientras que este gira tratando de alcanzarme pero se detiene para caer de bruces y salto a la pared al lado de la joven.
Quedo en pie a su lado con ayuda de mi equipo y le miro.
-va uno...y puede que sume a dos mas a mi cuenta...un beso para poder mejorar mi racha o tendre que esperar muchos besos para despues...-
Dije de forma un tanto sarcastica mirandole, sabia que tenia algo en sus ojos pero aun asi me comporte con tal desfachatez que parecia desconectado de todo.
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Angelica Glaciel el Jue Jul 11, 2013 11:51 pm

Pude escuchar a dos de los titanes más cercanos estrellarse uno contra el otro mientras me mantenía colgada a la muralla escuchando como los dos titanes con los que me encontraba antes me esperaban abajo aporreando las paredes y rasgando la muralla, no lo suficientemente fuerte como para dañarla pero si como para hacerla vibrar y volverlos perceptibles para mí. Trato de buscar la ubicación de los dos titanes que a mi parecer estaban teniendo unas cuantas diferencias estrellándose entre sí o quizás mordiéndose quién sabe, pude sentir una bala de cañón pasando a unos cuantos metros de mi espalda y tumbando a uno de los dos titanes que me esperaban abajo – y con ese ya van cuatro titanes exterminados o quizás cinco, me pregunto dónde estará ese imprudente- sonreí para mis adentros mientras rememoraba mi estancia en la escuela militar.

Estaba por regresar a la acción y erradicar al titán que quedaba debajo de mi cuando una presencia se afianzo a la muralla a mi costado mientras una ligera y fría brisa trayéndome un ligero pero conocido aroma casi opacado por el de la pólvora, la brisa acomodaba mi cabello haciendo resonar el cascabel aun por encima de los cañonazos – Tan imprudente y aventado como siempre Diarmuid espero que sigas en una sola pieza – sonreí en su dirección realmente feliz por encontrarle, después de todo en este tipo de luchas siempre ahí bajas.

-(Tan galante como siempre)- pensé para mis adentros tras escuchar su pícaro comentario, si no lo conociera de seguro le ignoraría, sin embargo solo atine a reírme suavemente y llevar una de mis manos al rostro del joven, ubicándole de a poco, tras encontrar su hombro y luego ya su mejilla, hasta depositar mi fría mano sobre su boca –lo siento caballero pero deberé de negarle ese deseo- reí ante mi voz dramática y dulce- pues no es el momento adecuado, sus hombres le esperan y creo que una distracción como esta podría arrebatarle la vida- sonreí puesto que aquel intercambio de palabras me recordaba tanto a mi estancia en la escuela militar.

No es que hubiera mucho que recordar durante esos tres años de entrenamiento sin embargo, durante las agotadoras rutinas y prácticas, uno tendía a entablar lazos fuertes con aquellos con los que se trabaja en equipo ya sea en maniobras o en las clases teóricas dentro del aula. Este no es el caso, había conocido a aquel imprudente chico a sus quince años de edad en una de sus múltiples clases extras, puesto que a diferencia del resto de sus compañeros si ella pretendía graduarse debía valer mínimo por dos soldados y llevar al máximo cuanto le fuera posible sus habilidades, por lo que no era de extrañar encontrarse con gente mayor que ella y esas cosas.

En uno de los múltiples entrenamientos dobles, me encontraba practicando con mi 3d gear maniobras evasivas y uso del medio, el instructor no me daba tregua y muchos por no decir todos mis compañeros de pelotón ya se habían retirado a merendar y descansar, el tiempo pasaba durante la práctica de las cuales ya me estaba habituando por lo que el cansancio cada vez era menor , hasta que llego el momento de retirarme a cenar y descansar, estaba avanzando por una de las canchas de entrenamiento cuando pude escucharles, según parecía algún instructor reñía a uno de los reclutas trate de ignorar la escena puesto que no tenía nada que ver conmigo sin embargo un ligero matiz metálico, me llevo a detenerme y ocultarme en la penumbra, me asome solo hasta que el instructor se había dejado de escuchar y su presencia ya estuviera lejos.

avatar
Angelica Glaciel
Veterano LDR.

Veterano LDR.

Mensajes : 110
Edad del Pj : 26
Empleo : Jugar entre la nieve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Vie Jul 12, 2013 8:13 pm

-veamos...dos brazos...dos piernas...dos cabezas...espera solo una...-
Digo mientras sonrio a la chica, era increible que aun en este momento con una manada de bestias salvajes ¿estemos jugando?, lo haciamos pero era casi como recordando viejos tiempos; deje que la chica me tocara, incluso me movia sin que lo sintiera para que pudiera llegar a mi rostro, mas sin embargo cuando escuche su negacion sonrio, se como era la princesa de las nieves.
Pero en ese momento ella se oscurecia, mientras miro la mano de un titan, sin pensarlo la tomo de la cintura y nos giramos mientras corto sus cables mientras la mano del titan se lleva lo que habia incluyendo las cuerdas casi cortadas.
Con un esfuerza las cuerdas se parten y sostengo a la chica, mientras me suelto y como usando mis garfios como extension de mis manos subo con ella, llegando a la cuspide la dejo mientras pido que le den un equipo de cuerdas de reemplazo.
Mientras me giro y observo como el titan que "cazo" a Yukihime sigue saltando, me quedo en silencio un momento mirando que es un titan extravagante...pero no parecia, de hecho se movia torpemente.
-esto es raro...comenzo a saltar, no sabia que saltaban...hime cambia tu equipo, mientras deja me encargo de ese feo...-
Dije mientras me dejo caer nuevamente, mientras me muevo para ir al fondo de nuevo.
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Angelica Glaciel el Sáb Jul 13, 2013 2:24 am

Salí de mis recuerdos tan pronto como sentí un brazo fuerte asirme por la cintura y a Diarmuid recortar los cables que me mantenían atada a la muralla, me aferre a su cuello buscando algo a lo cual asirme, solo un poco asustada puesto que al arrebatarme de mi punto de equilibrio todos mis sentidos se habían descolocado dejándome algo aturdida y perdida, pude sentir el estruendo en la que antes era nuestra ubicación, como un matamoscas azotando contra una mesa –Diarmuid, que ocurre? – alcance a expresar con la voz casi ahogada en mi garganta puesto que si bien había sentido al titán abajo mío jamás había tomado como opción que llegara alcanzarme –(me abre equivocado en los cálculos sobre la altura del titán) –nunca me había pasado antes y ya llevaba mi tiempo trabajando para la milicia con un desenvolvimiento impecable, después de todo había sobrevivido hasta ahora.

Pude sentir al joven elevarnos por la muralla a velocidad vertiginosa mareándome un poco mas con forme subíamos de altura, sintiéndome avergonzada e impotente, después de todo por mi pequeño descuido casi había terminado como papilla allá abajo, pude sentir como llegábamos a lo más alto de la muralla y por fin mis pies tocaban piso, por un instante estuve a punto de caerme sin embargo alcance a presionar un ligero gancho en mi manga derecha de manera que un bastón se extendiera y saliera de la misma brindándome soporte y ayudándome a reubicarme, lo tome con mis dos manos, sintiendo como el joven me soltaba y daba instrucciones al resto del escuadrón, el rubor en mis mejillas y las lagrimas en mis ojos me llevaron a agachar la mirada ocultando mi frustración con mi cabello y haciendo sonar el cascabel que decoraba mis blancos cabellos.

Golpee con suavidad el suelo con el bastón reubicándome rápidamente gracias a que este estaba hecho para esas ocasiones en las que mis sentidos se hallaban fuera de control por alguna caída brusca, guardándolo solo unos instantes después de que escucho a Diarmuid pedir un repuesto para mi equipo tridimensional, me pare altiva dirigiendo mi mirada vacía hacia aquel joven a unos cuantos metros de mi según pude averiguar gracias al eco de sus pasos y su voz – Como ha podido alcanzarme, estaba a una distancia segura – mis ojos se abrieron con sorpresa al escuchar lo que el joven acababa de decir, una conducta anormal eso explicaba todo-abra que avisar de esto a la legión de reconocimiento y a la sección de investigación- me alerte al escuchar su referencia sobre regresar al campo a eliminar a esa cosa – es peligroso no sabemos como pueda actuar ahora! Diarmuid!!- grite alarmada al sentir al chico abandonar la cúspide de la muralla – donde está el repuesto de mi equipo- pregunte a uno de los soldados de manera fría a causa de la preocupación por aquel joven,  asustando a los soldados  que estaban cerca de mí, rápidamente me proporcionaron el repuesto y rápidamente me dispuse a acomodarlo en mi equipamiento, tras terminar de rearmarlo me asome a la orilla de la muralla hincándome y colocando una de mis manos sobre la muralla, buscando todas las vibraciones en la misma sintiendo a los pocos titanes que quedaban y además a alguien descender corriendo por la misma y engancharse a la pared de vez en cuando –no me dejes atrás y más importante no se te ocurra morir… idiota- susurre para mis adentros.


Última edición por Angelica Glaciel el Lun Jul 15, 2013 4:02 pm, editado 1 vez
avatar
Angelica Glaciel
Veterano LDR.

Veterano LDR.

Mensajes : 110
Edad del Pj : 26
Empleo : Jugar entre la nieve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Sáb Jul 13, 2013 11:00 pm

-claro que no Yuki...y mas recordando que estas aqui, no morire tan facil...-
Exclame mientras me adentraba de nuevo al campo de batalla, solo miraba a la chica y encendi mi equipo para balancearme entre los titanes, paracia mas un chimpance en arboles de espinos, peligrosos y mortales.
El titan en particular era relativamente curioso, no era el mas grande; mas no era pequeño, mas o menos  apenas superaria los doce metros pero lo que me sorprendia era la inteligencia demostrada; colocaba un pie en la muralla y se impulsaba pareciendo mas grande de los 25 metros, mientras caia note su movimiento de hecho uno de ellos me dejo perplejo, al usar titanes pequeños como escalera.
Sin duda era un titan extravagante, al tiempo que note que era todo una trampa, ya que los otros titanes que superaban en tamaño solo servian de distraccion, cuando un cazador atacaba a los "mas peligrosos" este titan cazaba al cazador, mientras caia al suelo planeo mis movimientos, sin esperarlo un titan de tres metros arremete contra de mi; girandome corro en su encuentro y trato de usar el ataque de su brazo para poder subir y alcanzar la nuca.
Entierro mi espada arrancando el pedazo y usar un garfio a la carne de otro mas, mientras corto mirando donde podria estar este animal, note que solo se concentro en los cazadores del muro, no en los que estaban mas alejados y en la accion a por lo menos dos cuerpos de titan lejos del muro.
-ya entiendo tu metodo...¡todos suban sin demora...fuego de cañon concentrada en el titan de doce metros...el saltarin!...yuki...seras la de mas rango y la de las ordenes ahora...-
Dije a todos señalando al titan, mas lo ultimo quizas solo lo dije en voz alta por un momento pense en que aqui terminaria,  todo esto mientras yo seguia en la cabeza de otro titan recien muerto y que va cayendo al suelo; al tiempo que me lanzo a por el titan, si era de que alguien peleara seria yo.
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Angelica Glaciel el Lun Jul 15, 2013 4:01 pm


Me reincorpore en lo alto de la muralla tras revisar con atención la ubicación de los titanes a partir de mis sentidos y de los informes de los soldados apostados a lo largo de la muralla, los costados ya se encontraban libres, era el frente el que se encontraba mas minado de esas cosas – ya escucharon todos! recarguen los cañones y arremetan contra los más pequeños! – inhale hondo tras el inicio de la nueva ola de disparos mientras terminaba de acomodar mi 3d gear en su lugar y de ajustar las correas apropiadamente. –manteneos alejados del de conducta extravagante me oyeron!- aproveche para cambiar mis cuchillas y acomodarme a la orilla de la muralla según alcanzaba a escuchar, cierto individuo se estaba pegando una fiesta haya abajo.

-quiero una ronda de disparos, uno cada 5 min, alrededor de la zona de ataque, eliminad a los que se encuentren a mis espaldas y como ya se ha dicho nada de héroes!- me lance al vacio guiándome por el sonido de los cañones crepitando contra esas criaturas reviviendo a fuego la escena en mi mente reubicando a cada titán en la distancia, me aferre a la muralla descolgando y corriendo por la misma hasta que estuve lo suficientemente cerca de uno de los titanes debajo mío quien rasgaba la muralla cual gato tratando de alcanzar al ave, alertándome lo suficiente para sacar de mi bolsillo dos bombas caseras y lanzarlas a donde podía escuchar se encontraba el rostro de esa criatura, infringiéndole una ceguera momentánea que me permitió caer limpiamente por sobre su cabeza, conseguí marcar al titán con un cascabel encajándolo en su carne antes de que otros dos titanes más pequeños manotearan y golpearan al que usaba como plataforma.

Les marque de igual modo lanzando cuchillas con cascabeles en tonos diferentes al anterior, un regalo de mis compañeras de escuadrón para facilitar mis tareas, una vibración del suelo me indico que otro aun mas grande se acercaba en mi dirección de frente y una sensación de presión me llevo a agacharme lo suficiente para evitar la mano del titán sobre el que estaba buscando atraparme. – cuatro titanes a mi lista, Diarmuid! Me escuchas?! Cuantos ahí en tu ubicación?!- me enganche rápidamente del titán frente mío aprovechando la velocidad y fuerza del movimiento para apresarle las piernas y hacerlo caer sobre los otros tres, recogiendo los arpones y los cables para después caer sobre este y cortarle la nuca, regresando a la muralla esta vez sin detenerme colgando de aquí para allá a una altura prudente, pues aunque había erradicado a uno, probablemente al desvanecerse este los otros tres emergerían mientras se regeneraban – fuego a discreción! –continúe corriendo por el costado de la muralla marcando cuanto titán entraba en mi campo de ¨Visión¨ buscando a ese imprudente caballero.
avatar
Angelica Glaciel
Veterano LDR.

Veterano LDR.

Mensajes : 110
Edad del Pj : 26
Empleo : Jugar entre la nieve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Mar Jul 16, 2013 6:46 pm

Mientras trataba de huir de los que me perseguian, note como Yukihime se movia libremente entre todos esos, silbe para mi mirando lo efectiva que era y lo bien que se le daba la lucha aun cuando sabia su estado; mas eso no me hacia verla diferente si no mas bien todo lo contrario...era admirable.
Los disparos se acrecentaron por sobre todo y me encontre corriendo como alma que lleva el diablo, mientras que me adentre en el polvo y humo producto de todo, sin embargo aunque la chica era efectiva el extravagante tomaba al titan que usaba como potro y le miraba fijamente, sus manos tomaron la cabeza de este mismo y sus grandes ojos miraron a la chica.
Quizas era algo que era beneficioso ya que en ese momento dos gafios se incrustaron en la cabeza del titan "potro" y de un salto, junto con un grito apareci y sin pensarlo lanzo las cuchillas al rostro del extravagante, este suelta la cabeza del titan de Yuki y se mueve hacia atras gritando.
Esto me sirvio de usarlo de escalera y llegar al muro, girarme y lanzarme a la parte de atras...pero en ese momento cuando descendi el titan se golpearia o mas bien trataria de golpear su nuca para protegerse, pero aunque su pesado golpe dio en su nuca un espasmo hizo que se quedara quieto, sin mas este cae estrellandose en el muro y desplomandose.
La fuerza fue tal que aunque cayo sobre de otros titanes pequeños, el humo se disipo con el golpe; dejandome a mi aferrado a la espada, mientras esta estaba aun incrustada en la carne de ese titan, no en su nuca pero si en la espalda asi bien demostrando que mi fuerte estocada hizo lo propio pero dejandome inconciente y a merced de algun titan aprovechado...
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Angelica Glaciel el Jue Jul 18, 2013 12:00 am

Recorría la muralla a paso veloz, trabajando en equipo con algunos de la tropa estacionaria que habían decido unirse a la matanza bajo los muros, el asquean te aroma de esas cosas nublaba mis sentidos y me mantenía alerta, alguna que otra voluta de vapor llegaba a mi debes en cuando permitiéndome anotar en mi mente cuántos de esos monstruosos seres ya habían sido eliminados, me deje caer al suelo tras sentir un manotazo muy próximo a mí, girando para amortiguar la caída y ponerme de pie, lo último que debía hacer era detenerme unas pisadas fuertes a mi costado derecho me mandaron cambiar mi ruta y encararme a esa cosa.

Me enfrente corriendo en su dirección esperando el momento indicado para moverme según parecía era uno de los no marcados, puesto que tras estar colgada a la muralla y haberme encontrado con un miembro del otro escuadrón había pedido  que marcaran   a aquellos que estuvieran fuera de mi alcance físico o visual, el trabajo en equipo era crucial para mi supervivencia; se acercaba lentamente a mi dirección y guiada por las vibraciones del suelo el único frente a mí, una ráfaga de viento meció mi cabello marcándome el inicio de mi maniobra, lanzando mis ganchos para aferrarme al suelo atrás de aquel titán justo antes de que este tratara de aplastarme con ambos brazos, después de todo semejante golpe sobre el suelo solo podría ser eso, gracias al giro tan drástico me ubique atrás de aquel titán – sus pisadas eran profundas 10 metros, se encuentra agachado pero se recupera de apoco- en una fracción de segundo ya tenía ubicada la nuca de aquel titán, lanzando mis ganchos colgándome de sus hombros y girando usando mi cuerpo para darle más fuerza al corte, usando poco después su cabeza como plataforma y saltar en dirección de uno de los soldados que parecía estar cerca colgado de la muralla en una zona ya mas liberada.
-El capitán de su escuadrón, Diarmuid, donde se encuentra?!- exclame con verdadera preocupación puesto que en todo mi recorrido no había escuchado nada de él – se encontraba junto al extravagante señora, justo en aquella dirección, los titanes que rodeaban al extravagante ya han sido erradicados con ayuda de los cañones sin embargo estas cosas se están desplazando hacia allá – el joven había señalado hacia donde me había encontrado al bajar la inmensa muralla, porque si habíamos estado tan cerca no había respondido a mi llamado.
Corrí en aquella dirección a una velocidad vertiginosa enganchándome de la muralla evadiendo así a los titanes que se empecinaban en avanzar en aquella dirección, trate de percibir el aroma de algún ser humano en la zona, mareándome de a poco a causa del aroma metálico que cubría el campo de batalla, logre rebasar al sequito de titanes que se acercaban lentamente según podía escucharles a causa de los cascabeles, uno de los soldados que habían descendido de las murallas venia tras de mi sirviendo como mis ojos- Señora! Allá abajo sobre el cadáver de aquel titán! Creo que es el capitán, no parece reaccionar!-  inhale hondo tratando de reconocer la ubicación de Diarmuid para poco después descolgarme rápidamente en esa dirección ignorando al joven que trataba de impedirme hacer algo idiota.

Al caer a tierra logre chocar contra el brazo de aquel titán quien para mi mala suerte parecía solo estar regenerándose y estar fuera de combate, trepe por su costado buscando la ubicación de Diarmuid encontrándolo poco después, para mi suerte solo inconsciente; lo suficientemente rápido como para pasar uno de sus brazos por mis hombros y tomarlo de la cintura para poder equilibrar su peso y engancharme de vuelta a la pared, sin embargo no fue suficiente puesto que un manotazo algo violento consiguió hacernos volar unos cuantos metros lejos de zona segura entre un pequeño cumulo de arboles, rodamos hasta chocar contra uno de los troncos, aun con mis heridas y rasguños por la caída trate de arrastrarnos lejos del campo de  batalla y buscar una manera de regresar a la seguridad del muro, sin embargo aquel estridente golpe me había atolondrado y aturdido a tal magnitud que no escucha tan bien como debería por lo que solo podía guiarme de mi olfato y las vibraciones del suelo, mientras trataba de mantener el peso de aquel joven quien parecía empezar a despertar.
avatar
Angelica Glaciel
Veterano LDR.

Veterano LDR.

Mensajes : 110
Edad del Pj : 26
Empleo : Jugar entre la nieve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Jue Jul 18, 2013 1:34 am

El sueño de un cascabel bailando al viento, uno tan violento que por poco lo tira de donde esta; mientras que el aroma suave a como los que se sienten en los campos Eliseos, la suavidad del pasto que mi mano toca, siento que era hora de poder entrar en el reino de los heroes y de dioses.
Un fuerte golpe seguido de mi sueño del casbabel siendo lastimado me hace abrir los ojos de golpe, unos cabellos plateados que caen sobre de mi me hacen reaccionar mas rapido, senti como algunas lineas de sangre corrian por mi frente y aun cuando pesadamente pude poner mi mano en el suelo; alce la mirada y vi los ojos de Yukihime, mas sin embargo ver que su piel blanca tenia golpes me hizo ponerme seriamente.
Aun con los estruendos detras de mi, mi mano va a la mejilla de la chica y limpio un poco del golpe que se llevo, sin esperarle le abrazo y lanzo los garfios al primer sitio que encuentro, saliendo despedidos, terminamos a una distancia relativamente segura pero aun estamos en peligro por lo que miro todo lo que nos rodea estando en un campo abierto, apenas unos arboles pero no eran nada altos...solo nos dejarian para ser bocado de titan asi que pienso todas las posibilidades.
-agarrate fuerte...que iremos hacia donde la manada...-
Digo a la chica mientras la tomo suavemente en mis brazos, miro el movimiento de todos los titanes y memorizo sus pasos, asi que sin mas lanzo los hilos y salimos con fuerza entre las piernas de un titan de gran tamaño, mientras que me detengo y corro por entre las piernas de otro mas, este nos mira y al tratar de cazarnos pisa a unos pequeños que venian; en este punto decido no ver lo que hay detras solo aferro a la chica a mi, mientras miro los movimientos de los titanes que vienen de frente.
Al estar frente a un titan de cuatro metros que viene a mi, me giro en mi eje y lanzando mis garfios a las pantorrillas de uno alcanzo a no ser su presa, al estar en esa pantorilla me lanzo dejado que este pierda su pierna por una mordida, mientras sigo corriendo entre todos.
La locura de atravesar usando las piernas, los garfios aunque tardaria milenios para esto seria solo unos minutos apenas tres...
Solo reacciono hasta que mi mano toca la pared, tengo el corazon hecho trizas y las piernas tambien; algunos titanes caen por lo hecho y miro a la chica.
-una copa por la victoria...-
Digo lanzando las cuchillas, mientras noto que no tengo en mi lado izquierdo asi que me giro para introducir mi sistema en las cuchillas de Yukihime mientras sonrio
-dos por los caidos...-
Comento mientras saco la cuchilla de Yukihime y mi mano suelta las cuchillas, mi mano va a su cascabel sin pedir permiso lo desenredo y tomandolo lo enredo en la cola de caballo que porto, sin esperarlo le doy un beso en la frente.
-tres por la gloria...-
En ese momento tomo aire y decido ponerme mas serio que nunca, al terminar de ponerme serio lanzo un potente grito...trato que suene similar a los rugidos de estos mismos sin mirar a Angelica digo
-ordena que suban...tu sube...solo quiero...solo quiero cobrar tus golpes...solo quiero cobrar esas heridas y con intereses...no insistas en detenerme o enviar a alguien...que ahora tomare parejo que ahora estoy enojado...nadie golpea a la princesa de las nieves-
Dije al momento de arrancar contra las bestias...
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Angelica Glaciel el Vie Jul 19, 2013 7:16 pm

Pude sentir al chico despertar a mi costado y una suave caricia en mi mejilla, aun cuando los estruendos y el ruido eran grandes me encontraba muy mareada, el golpe contra el suelo había dejado en añicos mi equilibrio, apenas alcance a escuchar alguna cuantas palabras cortadas del chico a causa de la ligera sordera, me zumbaban los oídos y mi piel se encontraba algo irritada sin embargo aun podía caminar, le abrase con fuerza justo en el momento en que salíamos del camino de un titán ya marcado que había logrado alcanzarnos, podía sentir a aquella masa de carne chocar unos contra otros mientras me sujetaba a Diarmuid con temor.


De a poco mis oídos comenzaron a volver a la normalidad, y los ligeros estruendos que alcanzaba a escuchar empezaron a ser estridentes pisadas y manotazos, oculte mi cabeza en el hombro del chico, puesto que a causa de las acrobacias y movimientos para salir adelante entre el mar de titanes, la inercia no hacía más que marearme y debía estar en todos mis sentidos para una vez estando en zona segura continuar con mi trabajo, mi alegría no pudo ser más grande cuando sentí al chico tocar la muralla, que como pude saberlo, la proximidad al frio muro y el eco de los pasos y movimientos de esas cosas en su contra eran suficientes como para identificarle.


-una copa por la victoria- solo pude intentar mirarle, aun en momentos como este sabia siempre que decir, sonreí preparándome para lo que sea que pudiera estar por intentar, si algo sabia era que él era impredecible, me sorprendí al sentir como un par de mis navajas abandonaban mis alforjas, y aun mas cuando mi bello cascabel era retirado de mi cabello acompañado de un beso en la frente – pero que estas asiendo, no pretenderás enfrentarte a esas cosas tu solo! – aun con el sonrojo por su acción el simple hecho de que regresara entre esas cosas no así sino aterrarme.


Mi miedo y preocupación pasaron a ser coraje y frustración, como podría si quiera creer que me quedaría haya arriba esperando a que alguien me contara su deceso – estos son simples rasguños, Diar no necesitas hacerte el héroe, me has sacado de allá afuera y traído hasta acá no es suficiente para ti como para tener que aventarte a una pelea infructuosa y suicida sin ayuda!- le escuche adentrarse por medio del cascabel que antes decoraba mi cabello, cargue mi último par de navajas, brincando hacia atrás unos cuantos metros al sentir el manotazo de alguna de esas criaturas en donde estaba mi ubicación, lleve mi mano a mi bolsa de trucos lanzando unas cuantas bombas caseras para obstruir el avance de esa cosa y aparte reconocer mis alrededores, ubicando por el eco al causante de mi reciente estado de bochorno, admiración, cariño? , coraje y frustración, si todo en uno.


Me asegure de esquivar a otros dos titanes marcados por cascabeles completamente distintos a los míos, según  parece el resto de soldados había estado trabajando pues el ruido de los mismo estaba disminuyendo, eso o aquel caballero sí que estaba enojado –Subid todos a lo alto de la muralla! Bombardeen el sector central, disminuyan los disparos a uno cada diez minutos en los alrededores, desháganse de los más pequeños!- intercambie un tanque de gas provisional con uno de los soldados cercanos que ya no lo necesitaría – esta vez estoy verdaderamente cabreada, así que no creas que me portare como una chica indefensa como las que sueles frecuentar- susurre para mis adentros dejándome llevar por entre los cuerpos de titanes caídos, corriendo por la muralla dejándome guiar por aquel sonido tan familiar para mi, diferente a todos los otros cascabeles.
avatar
Angelica Glaciel
Veterano LDR.

Veterano LDR.

Mensajes : 110
Edad del Pj : 26
Empleo : Jugar entre la nieve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Vie Jul 19, 2013 8:06 pm

Escuche a la chica, estabamos a nada de que los titanes llegaran por nosotros; los disparos de cañon se hacian lejos de nosotros asi que era cuestion de tiempo, cuando ella me argumento mi inferioridad tanto personal como numerica me gire un poco.
-lo pretendo...son solo dos titanes, los que tienen tus cascabeles...lo hare y ganare...-
Dije y sabia yo que era una mentira, la realidad eran dos titanes grandes, uno mediano y un chico, sin contar los que estaban aun, al menos unos seis en total mas...seria complicado y suicida pero en realidad...¿quien soy yo si no el pollo loco?...este apodo puesto por un instructor que se refirio a mi como; cito:
"menosprecia su vida, se lanza al ataque como un desesperado y pone en riesgo su integridad, es como ver un pollo sin cabeza corriendo..."
Aun no se por que recorde esa frase ahora, mas se que la evaluacion final, la que me dio ser el decimo decia: "su trabajo en equipo es impecable, trabaja segun su criterio apesar de eso su equipo tiene la mas alta supervivencia dejando que los demas ataquen y el ser la presa, rapido en estrategias y mas cuando son sorpresivas e imprevisibles"
-pollo loco...eh...-
Dije en voz baja, mientras volvi a reaccionar por la voz de Angelica; tenia miedo que tuviera razon por lo que mire todo el campo, el muro rapidamente y me digne a pensar en segundos; como hacia normalmente.
-no tienes que preocuparte Angelica...yo me encargare, aun tengo carga de mas, ahora tu concentrate en sub...vete ya...-
Exclame cuando el titan ataco, habia hecho una zanja que no estaba en mis planes...sin mas uno pequeño se lanzo sobre de mi y sin mas doy un salto, el trastabillar de dientes casi me destroza la pierna de apoyo, escuche a Angelica y sonrei mientras levante la cuchilla que tome de su carcaj.
-se que no eres la mejor, creo que por eso me gustas...ha...-
Dije mientras corri adentrandome en el humo, salte usando el equipo pero sin embargo el pequeño se lanzo, imito el ataque de hace un momento pero lo que encontro fue un brinco de canguro y cortes en su nuca, sin embargo suelto la cuerda y busco subir por el muro...
El combo de un cañonazo en el muro, asi como el puñetazo de un titan al momento de llegar al muro levanto una columna de tierra y vapor rojo, en ese momento la cuerda se movio cortada, la columna de humo se crecio mas cuando algunos titanes comenzaron a abalanzarse en esa posicion, por primera vez interesados en lo que hay ahi que en los humanos del muro.
Los segundos pasaron por esa casi masacre, pero un disparo de entre la nube de humo; esta que corto el vapor rojo y me saco de esa maraña de garras y dientes; llege a lo mas alto, mi vista se fue a los cañoneros y exclame
-¡fuego!...-
Inmediatamente los cañones empezaron a sonar, principalmente en la maraña; tenia varios hilos de sangre en mi cara, mi brazo derecho estaba como suelto; tarde en empezar a moverlo y algo de sangre salia de mis labios, buscaba con la mirada a yuki y sin mas levanto el brazo que me habia dislocado con cuatro dedos.
-mate dos grandes y dos medianos...entre ellos al extravagante...creo que ganamos...-

Dije mientras los titanes de la maraña comenzaban a caer por las troneras, como algunos comenzaron a retirarse....por misterioso que pareciera eso, pero yo termine postrado de rodillas y tociendo mientras sentia como me estaba volviendo a desmayar, aun cuando el cascabel seguia sonando en mi nuca.
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Angelica Glaciel el Dom Jul 28, 2013 4:44 pm

Pude seguirle durante un rato auxiliándole en cuanto podía entre cada titán que erradicaba sin embargo llegado a un punto no tuve más que remontar hacia la cima de la montaña puesto que los cascabeles que marcaban a alguno titanes ya no sonaban y los cañones ensordecían mi percepción sobre mi propio cascabel ya atado al cabello de Diar, sonreí ligeramente ante su atrevimiento, aunque no lo admitiera en voz alta era su actitud heroicamente suicida una de las cosas que más le gustaban de él y que a la vez le ponían de mal humor, alcanzo la cima con un salto siendo auxiliada por el chico de hace un rato para ponerse de pie puesto que había caído de ahorcadillas sujetándome del suelo con mis manos.


-cual es la situación actual?- dirigí mi mirada al chico que me ayudaba a mantener en pie puesto que la caída y heridas habían sido algo más fuertes de lo que quise dejar entre ver, eso y que el golpe de adrenalina me había hecho ignorar mi malestar – Los cañones están acabando con los menores, el equipo de mantenimiento de las murallas ya viene en camino y el capitán Diarmuid se dirige hacia acá subiendo por la muralla- me solté del chico acercándome a la horilla del muro utilizando mi bastón retráctil como soporte, los cañones se habían detenido a causa del humo provocado por las bajas de aquellas criaturas, pude sentirle ascender corriendo por la muralla y aterrizar a mi costado, dando la indicación de abrir fuego contra las criaturas restantes.


-mate dos grandes y dos medianos...entre ellos al extravagante...creo que ganamos...-


Lo recordaba muy bien, la principal razón por la que me sentía tan apegada a él, esos tres años en el campo de entrenamiento curando sus heridas, las riñas por hacerse daño en los entrenamientos y ser el único que prestara atención a mis esfuerzos, aun siendo amigos siempre me mantuve distante por cuanto podía escuchar de él y sus relaciones amorosas sin embargo en estos momentos realmente no quería hacer caso a mi sentido común, le sentí desvanecerse a mi costado, alcanzando a tomarle por la cintura y acomodar uno de sus brazos alrededor de mi cuello, hincándome a su lado –siempre e odiado tus arranques de adrenalina, nunca eres consciente de lo lastimado que estas o del agotamiento que  tienes- rebusque en mis bolsillos de emergencia donde cargaba con los cascabeles y bombas caseras, unas pastillas para calmar el dolor – y a la vez sales victorioso solo con algunos rasguños, caballero idiota- me ubique  hincada enfrente del sujetando sus mejillas, ya después me encargaría de sus heridas sin embargo – quizás este sea el momento, sus hombres erradicando a la amenaza y estas a punto de la inconsciencia- susurre con mis mejillas algo enrojecidas tratando de besarle herrando en mi cometido besando la comisura de sus labios –por regresar a salvo Diar – le sonreí cálidamente ya sin restricciones con mis nublados ojos brillantes a causa de la misma adrenalina del momento, dejando a la chica helada a un lado de momento.  
avatar
Angelica Glaciel
Veterano LDR.

Veterano LDR.

Mensajes : 110
Edad del Pj : 26
Empleo : Jugar entre la nieve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Mar Jul 30, 2013 4:34 pm

Mientras Diarmuid seguia inconciente, los cañones dejaron de sonar al tiempo que los soldados se lanzan desde la parte superior a finalizar la tarea que tan arduamente tenian; quizas ahora tuvieron bajas pero lo que dejo tanto los hombres como el caballero y la chica de cabellos blancos fue una victoria.
El vapor se levantaria mientras que algunor titanes emprenderian su camino de regreso, se podria decir que la razon fue que el titan extravagante era el causante o quizas un autoreflejo de defensa...quien sabe, pero ahora la victoria era para la humanidad y quizas algo mas venia desde este sitio del muro...

FIN
avatar
Diarmuid Campbell
Veterano Est.

Veterano Est.

Mensajes : 104
Empleo : Suicida/ Ser mas Suicida aun

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Princesa de las Nievesl (Angelica Glaciel)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.